¡Llámanos!
BLOG

EL ORDEN

Image

Corregir las tendencias destructivas.

"La educación debe ser completa y uniforme. Cada madre necesita ser diligente. No debe permitir que ninguna cosa desvíe su mente. No debe permitir que sus hijos sigan su voluntad no educada en el manejo de las cosas que pertenecen al hogar. Debería enseñárseles que no deben mantener la casa perpetuo desorden al utilizar sus objetos para su propia diversión. Madres, enseñad a vuestros hijos desde sus primeros años que las cosas de la casa no son para su entretenimiento. Mediante esas cosas pequeñas se enseña el orden. No importa cuánto alboroto haga el niño, no permitáis que el instinto de destrucción, que se manifiesta mayormente durante la infancia, se fortalezca y sea cultivado. Dios dice: “Harás”, y “no harás”. Sin perder la paciencia, pero con decisión, los padres deben decir a sus hijos: no, y mantener lo que han dicho." 

ELENA G. DE WHITE, La Conducción del Niño, pág. 91; párr. 1.

Autora adventista del 7mo día.